¿QUÉ PASÓ CON JERRY BENT?


PERSEVERANCIA SIN LÍMITES



Recorte de Prensa: Jerry Bent de los primeros en incorporarse a las practicas del equipo Caimanes de Barranquilla. Torneo Profesional: Copa Costeñita

El 5 de Agosto de 1963 nació Jerry Bent, un deportista oriundo de San Andrés (Colombia) que desde muy temprana edad gozaba de practicar sus habilidades en deportes como fútbol, salto alto, salto largo, lanzamiento de bala, jabalina y baloncesto; deporte el cual describe es el último que practicó y con el cual se enamoró desde el primer día que lo entrenó. Todo inició en la cancha de su colegio cuando se quedaba durante horas, incluso largas noches practicando, driblando y aprendiendo a lanzar, las adversidades y dificultades de su entorno eran apenas notorias para él, Competi en la época dorada del baloncesto con muchísimas personas buenas en este deporte comoFue difícil, no contábamos con los recursos para poder comprar zapatos deportivos y poder practicar, cuando entrenaba me quedaba en el colegio de 7pm a 11pm practicando sin luz, aprendiendo a driblar, a lanzar… hubo momentos que mis papás Mi consejo para los niños hoy en dia es que cualquier deporte que deseen practicar, lo hagan con la mayor responsabilidad o respeto por la disciplina, trabajen duro… esto es una herramienta para conseguir o alcanzar tus sueños académicos y te da la posibilidad de conocer personas, interactuar, crecer, tener más ambición y ser sobre todo mejor persona en la vida.“

Jerry Bent. foto tomada en el colegio Cafam

Desde sus 16 años comenzó en el Baloncesto convencido que sería su herramienta para poderse formar académicamente, es así como inició sus estudios en el Instituto el Bolivariano, terminó su secundaria en el Instituto Liceo México en Bogotá y realizó cinco semestres de Administración de empresas en la Universidad Central, a pesar que no culminó su carrera por la falta de apoyo económico o recursos, no abandonó el baloncesto y se mantuvo fiel a continuar con su pasión por este maravilloso deporte. Bent, al llegar a Bogotá comenzó compitiendo a nivel nacional y su carrera deportiva tomó auge, es así como a los 19 años ya hacía parte de la Selección Colombia y representó su país en los Sudamericanos de mayores (Medellín-85 y Guayaquil-89), en el Mundial Universitario de Yugoslavia-88, en varios Centroamericanos Universitarios (Cuba 86 y 87), por mencionar algunos de sus logros. “Mis participaciones fueron muchas, estuve en la sub 20, sub 23, selección Colombia de mayores, en los juegos Panamericanos, centroamericanos y sudamericanos universitarios, estuve en unos juegos olímpicos universitarios en Zagreb (Croacia), represente a mi país como refuerzo en la primera liga de Venezuela, estuve en Ecuador, Chile y tuve muchas otras competencias.”


Jerry Bent demostrando todo su poderío y potencia en el campeonato nacional juvenil de 1982 en Barranquilla

En el juego siempre fue muy entregado y disciplinado, se destacaba por su elasticidad para saltar y facilidad al lanzar; muy posiblemente por eso se ganó el apodo entre colegas de “El Látigo”, o simplemente su dinamismo y convicción a la hora del juego le hicieron este mérito. Todas las noches al entrenar Bent tenía claro su objetivo: ser el mejor jugador de Colombia en su época en la posición de cuatro y eso fue lo que se propuso hasta que logró conseguirlo con mucho esfuerzo, sacrificio, entrenamientos y concentraciones que a la final dieron frutos y hoy recuerda con afecto. “Tuve reconocimiento de mi país y del gremio del baloncesto al ser el mejor 4 en la posición que juego, pues para mi estatura se decía que iba a ser muy difícil.”




Jerry Bent condecorado por la alcaldía de la ciudad de Cúcuta y la prensa por su participación en el equipo profesional de esa ciudad.

La trayectoria de Bent fue tan significativa que su talento en cierto punto empezaba a incomodar a algunas personas, pues campeonaba en la mayoría de torneos a los que asistía y es por eso que una de las cosas que recuerda ser de las más trágicas en su carrera, es cuando en 1988 jugando con San Andrés desafortunadamente recibe un impacto de bala en la mano derecha, con el ánimo que se evitara que este gran talento culminara el campeonato y su equipo no pudiera llegar a ser una vez más campeón nacional de Baloncesto de mayores. Este momento fue crítico en la vida de este gran deportista, pues los médicos aseguraban que no volvería a jugar, ya que perdería el dedo medio. Sin embargo, gracias al apoyo del equipo, Gobernación de San Andrés y una eminencia médica de cirugía ortopédica de extremidades logró recuperarse satisfactoriamente y continuó jugando a los tres meses de este desafortunado suceso.



Arriba de Izquierda a Derecha: Jairo (el guajiro) Romero, Libardo Pomares, Arman Bram, Alfonso Morcillo (Q.E.P.D) y Jerry Bent. - Abajo de Izquierda a Derecha: Jimmy Palmer, Edgar Santamaria, Guido Mosquera, Jose Tapias, Perdomo, Bernardo Gonzales. Coach: Carlos Florez (Q.E.P.D)

Jerry Bent jugó baloncesto competitivo hasta sus 40 años, dio como siempre todo de sí y llegó a conseguir grandes logros hasta al final, siendo el mejor encestador de 2 puntos del campeonato nacional con Cúcuta y logró hacer récord nacional de 58 puntos sin ningún triple, es en este momento que decide darle cierre a su carrera deportiva, pues para él no había mejor momento que terminarla estando en la cima y dejar su nombre en lo más alto del Baloncesto Colombiano en su época. “Competí en la época dorada del baloncesto con muchísimas personas buenas en este deporte como Guido Mosquera, Alvaro Alvarez, Guajiro Romero, Jose Tapias, Jimmy Palmer, Luis Murillo, William Nieto, William Gómez y otros tantos, todos ellos fueron mis maestros y en verdad pase momentos inolvidables con estos caballos (Expresión Colombiana para referirse a ser muy bueno en una actividad) del deporte, y debo agradecerle a ellos también porque aprendí mucho y gracias a ellos gane mucha fuerza y conocimiento.”


Jerry Bent en Cancún México representando a San Andrés Colombia en un torneo Senior Master organizado por la UMB (Unión Mundial de Baloncesto).

Actualmente vive una vida normal, está dedicado a su familia (esposa e hijos), da lo mejor de sí para sacarlos adelante y hacer de ellos grandes personas como él, asegura su mayor logro actualmente es haber conseguido consolidarse como una persona íntegra, de buenos modales y está contento al tener estabilidad emocional, agradece a Dios porque su familia es muy unida y está agradecido con el Baloncesto pues sabe que logró con esfuerzo llegar a ser uno de los mejores del país. Bent es sin duda un jugador ejemplar, pues a pesar de todas las adversidades que tuvo desde un inicio estuvo convencido de todos los triunfos que tendría con este deporte, no solo a nivel competitivo, sino también a nivel personal pues consiguió, hasta donde humanamente fue posible, estudiar y complementar su talento con educación. “Mi consejo para los niños hoy en día es que cualquier deporte que deseen practicar, lo hagan con la mayor responsabilidad o respeto por la disciplina, trabajen duro… esto es una herramienta para conseguir o alcanzar tus sueños académicos y te da la posibilidad de conocer personas, interactuar, crecer, tener más ambición y ser sobre todo mejor persona en la vida.“





379 visualizaciones2 comentarios