DEPORTISTAS - CAMILA TAPIAS

Una Gran Líder Dentro y Fuera de la Cancha


 


Camila Tapias es una joven basquetbolista colombiana admirable, con tan solo 25 años de edad ya cuenta con una maestría en Administración Pública de la Universidad de George Washington, por lo que hemos decidido buscarla para que nos cuente un poco de su experiencia en el baloncesto norteamericano y cómo ha llevado de la mano su carrera deportiva con el éxito académico. Ella comenzó su carrera deportiva con tan solo 5 años en su ciudad natal Bogotá, primero en la escuela de Piratas y posteriormente en el Club Pumas donde hizo todo su proceso de formación. Todo esto bajo el acompañamiento de su padre José Tapias que en aquel entonces era entrenador del club Piratas de Bogotá en la Copa Costeñita y su madre Yenny Pinilla quien era Capitana de la selección femenina mayores. “Mis padres siempre han sido parte del baloncesto en Colombia como jugadores y entrenadores. Ellos siempre han querido dejar una huella positiva en la vida de los demás. Ver su trabajo, amor, y dedicación por el baloncesto me ha inspirado a ser mejor persona, jugadora y ahora como profesional ejerciendo mi carrera”



Representando al Club Pumas y a la Liga de Baloncesto de Bogotá tuvo la oportunidad de asistir a múltiples torneos nacionales, siendo la tenacidad en la defensa y el tiro exterior las cualidades que más resaltaban en su juego. También nos ha representado múltiples veces a nivel internacional en las categorías sub 15, sub 17, sub 18 y dos veces con la selección de mayores, aunque nos confiesa que su mejor experiencia vistiendo los colores de la selección la vivió jugando de local, en el sudamericano Sub 17 disputado en Pasto en el año 2011. “Jugamos la final contra Argentina, estando en casa teníamos mucha emoción y presión a la vez por representar a nuestro país de la mejor manera posible. Todo el partido estuvo muy apretado, pero logramos ganar la final por un punto. A nivel personal tuve un gran torneo y en la final anoté 6/10 triples y dos tiros libres para un total de 20 puntos. Ese último partido me trae recuerdos muy bellos y gratificantes”


Después de terminar sus estudios en el colegio Unidad Pedagógica en el año 2013, Camila decide llevar su compromiso con el baloncesto a otro nivel e ingresa al IMG academy (una prestigiosa escuela estadounidense especializada para deportistas de alto rendimiento) gracias a la beca otorgada por la entrenadora Shell Dailey. Con su buen rendimiento durante esta temporada en IMG Academy (2013-2014), Camila logra ser reclutada para jugar en la máxima división del baloncesto universitario estadounidense, representando a la Universidad de George Washington (2014-2018), equipo de la conferencia Atlantic 10 de la división I de la NCAA, con el cual logró 3 campeonatos de temporada regular y 3 campeonatos de conferencia. “Desde muy pequeña soñaba con jugar basket y seguir mi educación en un nivel más alto que me iba a exigir como persona y como jugadora”.


En el mes de Mayo de este año, Camila se graduó de la maestría en Administración Pública con enfoque en crisis y gestión de emergencias, ella nos cuenta que ya está terminando una pasantía y que está trabajando en varios proyectos relacionados con su carrera, pero no descarta el volver a jugar baloncesto de alto nivel e incluso representarnos en la selección si se llega a dar la oportunidad.“Cada año en la Universidad fue una oportunidad de aprendizaje, de mucho crecimiento personal y como deportista…fueron seis campeonatos en cuatro años, todas las cosas que aprendí y viví me ayudaron a creer y soñar en grande para ser una mejor líder por fuera y dentro de la cancha”


También indagamos un poco acerca de cómo pasaba sus días en Washington DC (donde reside hace 6 años) durante estos tiempos de pandemia y nos contó que intenta hacer ejercicio todas las mañanas ya sea en compañía de su mamá o de amigas a través de videollamada, para así poder trabajar en los temas de la pasantía durante el resto del día. “Eso me ha ayudado a mantenerme activa y sentirme bien… el comer saludable y mantener una rutina han sido de gran ayuda para mi”


Camila reconoce que las oportunidades y el aprendizaje que le han brindado el baloncesto son innumerables por eso su mensaje para las siguientes generaciones es que “sin importar el deporte que practiquen, deben esforzarse al 100%, tener disciplina, constancia y mucho amor por lo que hacen. Muchas veces el talento no es lo único que los va a llevar a ser los mejores en su deporte. Deben tener claro cuáles son sus objetivos y trabajar para lograrlos. Los resultados no llegan con tan solo desearlos, hay que pagar el precio y trabajar diario para conseguirlos”.



164 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo